La propuesta de Iberdrola para los puntos de carga

· 30 octubre, 2018
Conoce la novedosa propuesta de la compañía para mejorar los puntos de carga para vehículos eléctricos, algo de lo que podrán beneficiarse mucos conductores

Los coches eléctricos son el futuro. Las empresas automovilísticas lo tienen claro, pero la falta de infraestructuras para su mantenimiento no hacen factible que las ventas de este tipo de coches se disparen. Pero ante toda necesidad hay una oportunidad de negocio, oportunidad que siempre hay alguien dispuesto a aprovechar. La propuesta de Iberdrola para los puntos de recarga de estos coches ya es un hecho.

Esta es la propuesta de Iberdrola para los puntos de carga

Se habla mucho de que obtengamos un coche eléctrico, pero cuando nos ponemos a pensar en los pocos puntos de recarga que hay en el país, y lo que supone hacer un viaje de mil kilómetros con uno de estos vehículos que como mucho tienen unos 300 kilómetros de autonomía, las ganas se nos quitan.

Plan VEA para coches eléctricos.

Las fábricas de coches están deseando dar salida a estos modelos que les causan menos costes de fabricación y les aportan mayores beneficios, pero sin puntos de recarga por cada rincón, esto no parece aún factible.

Iberdrola ya ha presentado un ambicioso proyecto para solucionar este problema con el que todos los implicados comienzan a frotarse las manos. Se trata de la instalación de 25 000 puntos de recarga antes de finales del año 2021. 

16 000 de estos puntos de recarga eléctrica para coches irán a hogares, mientras que 9 000 estarán en empresas que incentivan el uso de estos coches entre sus empleados.

Ya hay otras empresas que han querido echar una mano, como por ejemplo Ionity, quien prometió instalar 50 supercargadores de alta velocidad, aunque después de escuchar las cifras de Iberdrola, esto parece una nimiedad.

El RACC ha tomado partido en esta demanda solicitando que la menos haya 20 puntos de carga por cada 100 000 habitantes, una petición también un tanto ostentosa dado que ahora solo hay 3,8 por cada 100 mil habitantes. Eso sí, la propuesta de Iberdrola, cuando se lleve a cabo, ayudará a que esta cifra se incremente de manera considerable.

Cómo lo hará Iberdrola

Esta propuesta que ha lanzado a través de su plan Smart Movility consiste en instalar diversos puntos de carga con distintas características. Por ejemplo, el modelo más básico que se llama Home y cuesta 490 euros, tendrá una potencia máxima de 3,6 kW y una corriente de entre 16 y 32 amperios. No dará la opción de una carga supermega rápida, pero servirá para las funciones para las que fue creado.

Coches eléctricos baratos.

El Pulsar, con 595 euros de coste más instalación e IVA ofrece 4 kW y potencia de unos 20 amperios. Commander será el siguiente con características similares, para pasar al más alto de la gama, el Cooper, el cual ofrece una potencia máxima de 22 kW y una corriente de 32 amperios. Su precio rondará los mil euros más la instalación y el IVA.

Una de las mayores ventajas de la propuesta de Iberdrola para los puntos de carga es que se podrá controlar todo a través de una aplicación móvil, que se podrá descargar tanto en iOS como en Android. Desde ella se podrá acceder también a los precios más económicos, pues hay una franja horaria nocturna en la que recargar de la forma más económica. De hecho, la empresa promete que este horario ofrecerá el suministro a 50 céntimos por cada cien kilómetros, ¡diez veces menos que la gasolina!

Esperamos que pronto se ponga en marcha esta propuesta de Iberdrola para los puntos de carga de coches eléctricos y que pronto estos sean la mayor parte de los vehículos que circulan por todas las carreteras y mejorar el medio ambiente y la salud de nuestro planeta.

De momento se espera que con propuestas como estas, los nuevos planes de ayudas y las bajadas de precio en los vehículos se fomente la compra de coches que cuiden del medio ambiente y a la vez de nuestra salud, y por qué no decirlo, también de nuestro bolsillo.