Mercedes-Maybach Clase S, un coche para no conducir

La marca de la estrella ha dado el 'do' de pecho con esta nueva entrega hasta tal punto de que es un rival a la altura de firmas como Bentley y Rolls Royce; eso sí, es un lujo más discreto y menos recargado por fuera, aunque por dentro es otra historia digna de ver...

Puede parecer extraño e incluso alguno dirá que un tópico, pero es cierto: este Mercedes es un coche que no está hecho para conducir, sino para disfrutar del viaje a pleno confort mientras que otro conduce por ti. Basado en el Clase S, ha significado el resurgir de la mítica firma Maybach que tan mal funcionó a principios del siglo XXI.

Aunque no sea más que una versión derivada de un modelo inferior, ha mejorado hasta tal punto que se ha posicionado como un rival digno para Bentley e incluso Rolls-Royce. Y esto son palabras mayores.

El cromado gana protagonismo

Desarrollado sobre la base de la carrocería con batalla larga del Clase S, se han modificado ciertos elementos con el fin de dotar al Maybach Clase S de una apariencia única y distinguida. Para lograr este efecto se ha recurrido al cromado, material que ahora gana protagonismo, sobre todo en el frontal.

Mientras que la parrilla solo se diferencia por el pequeño emblema que dice Maybach, la entrada de aire inferior queda completamente rodeada de cromados, e incluye una lamina en el centro. Como buen tope de gama, cuenta cono los faros MULTIBEAM LED.

Berlina Mercedes Maybach Clase S: interior
Interior de la berlina Mercedes Maybach Clase S.

Las diferencias en la vista lateral se reducen a un arco para las ventanillas cromado de mayor grosor y el logotipo de Maybach en el pilar C. Lógicamente, el gran tamaño de la segunda ventanilla con respecto a la delantera delata que el coche es un batalla extendida. Por último la zaga, solo se diferencia por los cuatro escapes rodeados por un tímido difusor que, de nuevo, está decorado con molduras cromadas.

Habitáculo exquisito

El interior de este coche solo es apto para cuatro ocupantes, ya que el mejor sitio para estar es la parte posterior y es aquí donde nos encontramos dos enormes butacones. Repetimos: es un coche hecho para que conduzcan por nosotros.

Todas las superficies del habitáculo están cubiertas por cuero de máxima calidad y molduras de madera de primer nivel, con dibujos en las costuras no disponibles en cualquier otro Mercedes. Además, debido a la configuración de cuatro plazas, lo que sería la plaza central es ahora una gran consola en la que se recogen controles para diferentes funciones y una gran guantera (nevera en opción).

Berlina Mercedes Maybach Clase S: habitáculo
Habitáculo de la berlina Mercedes Maybach Clase S.

Cabe destacar que las dos butacas traseras tienen toda clase de regulaciones: reclinación, altura, calefacción y refrigeración ,así como masaje. Sin embargo, entre todas las opciones destaca la capacidad de adelantar el asiento del copiloto para gozar de más espacio todavía en el lado derecho del vehículo.

Versiones

Solo hay dos versiones disponibles dentro de la submarca Maybach, además de una edición limitada ya descatalogada de la que también haremos referencia. En combinación con la carrocería berlina de batalla larga tenemos a los S 560 y S 650.

El primero de ellos hace uso de un propulsor V8 de 4,0 litros y 469 CV de potencia. Toda esta potencia es transmitida a través del cambio 9G-TRONIC hasta las ruedas traseras 4 MATIC en opción hasta alcanzar los 250 km/h de velocidad punta. Por su parte, el consumo se queda en 8,8 l/100 km.

Berlina Mercedes Maybach Clase S: trasera
Trasera de la berlina Mercedes Maybach Clase S.

Para el S 650 la marca ha utilizado el mismo propulsor V12 que montan los AMG S 65, lo que se traduce en 630 CV de potencia y 1 000 Nm de par a las ruedas traseras a través de la misma transmisión 9G-TRONIC. En el caso de esta versión, la tracción 4MATIC no está disponible; se conforma con un consumo de 12,7 l/100 km.

Precios

Antes de hablar de cifras, hay que aclarar que este Maybach Clase S es una versión premium del coche más premium de Mercedes, por lo que sus tarifas no son para todos los públicos.

Si hablamos del Maybach S 560 los precios parten de los 143 800 euros, aunque más destacable aún es que si se opta por la tracción 4MATIC el precio aumenta hasta los 158 450 euros. Se antoja un suplemento desorbitado se trate del coche que sea.

Por otro lado, la versión más potente, el Maybach S 650, tiene un precio base de 250 200 euros. Sin embargo, nuestra recomendación si tienes la fortuna de permitirte unoes un S 560 de tracción simple y cargarlo hasta los topes de extras.

Mercedes Maybach S 650 Cabriolet A217 V12 biturbo
Mercedes Maybach S 650 Cabriolet A217 V12 biturbo.

A modo de curiosidad, la limitada tirada de 300 unidades del Maybach S 650 Cabriolet tenía un precio de venta al público de 300 000 euros antes de impuestos.

Datos del Mercedes-Maybach Clase S

  • 4 puertas
  • 4 plazas
  • Maletero: 510 litros.
  • Tracción trasera o total 4MATIC
  • Motores V8 y V12 con potencias de 469 y 630 CV
  • Consumo y emisiones: desde 8,8 l/100 km y 198 g/km de CO2
  • Cambio automático de nueve velocidades 9G-TRONIC
  • Precio: desde 143 800 euros
Te puede gustar