Citroën C-Elysée, una buena opción económica

· 4 diciembre, 2017

El Citroën C-Elysée es un coche producido por el fabricante francés Citroën. Se inició su producción en el año 2001, y pertenece al segmento C a pesar de ser construido en la plataforma del B. Este automóvil fue creado pensando en ser más asequible; eliminando elementos que puedan ser catalogados como “lujo” para hacerlo más barato.

Primera Generación

Fue producida desde el 2001 hasta el 2013. Diseñado en China, es un coche derivado del Citroën ZX, posee algunas características del Citroën Xsara. Su versión sedán viene de una combinación del Citroën ZX y el Peugeot 306. En el año 2008 se realizó una reestilización y fue agregada la letra C a su nombre.

En su momento, montó un motor de 1.6 Litros de 16 válvulas y 111CV. Con respecto a su aspecto, contó con un diseño bastante tradicional. En su frontal mostraba faros alargados unidos por las líneas de los chevrones del escudo de Citroën. Mientras que en la parte frontal, la versión sedán, ofrecía un diseño muy sencillo, la versión hatchback si era un poco más llamativa.

Al recibir su reestilización en el 2008, el C-Elysée ganó en belleza, ya no daba la apariencia total de low cost. Sus líneas eran más definidas, sus faros delanteros mejor estilizados y seguían el patrón de unión por los chevrones del símbolo de la marca. Sus faros traseros se volvieron más grandes y de un diseño “triangular”; en ese año este coche gano más presencia respecto a su apariencia.

Segunda generación

Esta abarca desde el año 2013 hasta el presente. Es un modelo muy parecido al Peugeot 301 (ya que ambos fueron desarrollados de manera conjunta), presentado en el salón del automóvil en París. Este coche fue creado con el propósito de exportarlo a ciertos países, entre ellos: Turquía, Chile, Rumanía, Grecia y la República Checa.

Fue fabricado en España en la planta de Vigo. En su equipamiento encontramos que posee frenos ABS, aire acondicionado, airbags, y dependiendo de la versión puede incluir airbags laterales, bluethooth y sensores de retroceso. A partir de esta generación El Citroën C-Elysée ganó un poco más de valor y un equipamiento óptimo adaptado a  su época.

Interior del nuevo Citroën C-Elysée
Interior del nuevo C-Elysée. Citroen C-Elysée/Citroën (citroen.es).

El nuevo diseño es más definido y elegante. Sus faros delanteros han aumentado de tamaño y siguen el patrón de unión típica de Citroën. El parachoques comprende una parrilla sin divisiones y luces en cada extremo. La parte trasera, muestra unos faros cuadrados pequeños, comparables a la primera generación antes de la reestilización.

En sus motores, el C-Elysée, ofrece una gama un poco falta de variedad y potencia. Sin embargo, ello obliga al consumidor a optar por modelos más potentes, si el coche está destinado a viajar por carretera y con carga de pasajeros.

Solo tiene una motorización diésel, siendo este un motor de 1.6 litros BlueHDi de 100 CV de potencia máxima. En gasolina ofrece un motor Puretech de 1.2 litros y 85 CV y un 1.6 VTi de 115. Los motores 1.6 de gasolina y diésel son la mejor opción en caso de requerir un poco de rendimiento extra.

Equipamiento actual del Citroën C-Elysée.

El propósito es ser un coche económico y muy asequible. Por esta razón, el equipamiento es bastante limitado en las opciones de accesorios que este ofrece, incluso para el acabado alto de la gama. Ofrece desde lo más sencillo como Airbags, Radio-CD con bluetooth, sensor de aparcamiento o faros antiniebla, a la vez, en el acabado superior ofrece pantalla táctil con opción Mirror Screen, llantas de aleación y detalles cromados.

Nuevo citroén C-Elysée
El nuevo C-Elysée ha sufrido una ligera actualización estética.

¿Es rentable comprar un C-Elysée?

Dependiendo de los gustos y necesidades, la respuesta es sí. Este es un coche bastante económico con un equipamiento suficiente. Respecto al espacio, el Citroën C-Elysée aprovecha al máximo sus dimensiones, siendo bastante cómodo y con un maletero de 505 litros. Es justo el espacio necesario para que los pasajeros viajen tranquilos y las maletas tengan hueco sin mayor dificultad.

Es un coche excelente para la ciudad, sin embargo, no el mas ideal para viajes muy largos. A pesar de ello, Citroën ha hecho que sea una gran apuesta en relación a sus componentes, rendimiento y precio para poder posicionarse mejor entre su competencia.