Qué hacer si el coche se calienta

· 30 julio, 2018
Es importante tener unos conocimientos básicos sobre qué hacer en caso de avería, pues de no detectarlos a tiempo o actuar de forma correcta podemos empeorar la situación o incluso estar en peligro; conoce que hacer si el coche se calienta en exceso

Cuando tenemos un coche quizá un tanto viejo, una de nuestras mayores preocupaciones puede ser sin duda que se suba considerablemente la temperatura del coche. Esto en ocasiones puede pasar incluso sin que nos demos cuenta, quizá porque el indicador no funciona o orquesta vamos despistados escuchando música o muy concentrado en la conducción. ¿Quieres saber qué hacer si tu coche se calienta?

Qué hago si mi coche se calienta

Detente

Es importante que al más mínimo signo de que el coche se va a calentar o ya se está calentando, paremos. Seguir la marcha no hará más que empeorar las cosas, pues esto forzaría el motos y podríamos dañar más de lo que en realidad se vería afectado si hubiéramos reaccionado a tiempo.

Evitar averías comunes de motor

Por tanto, el primer paso a seguir si tu coche se calienta es parar en el arcén pero no pares el coche, déjalo en ralentí. ¿Por qué? Porque si el coche estaba sufriendo un calentamiento y de repente lo paramos en seco, la temperatura podría elevarse aún más. Al quedarse arrancado pero no en movimiento, el coche tiene tiempo de ir enfriando poco a poco ya que al apagarlo la bomba de agua deja de funcionar y es esta la encargada de activar el ventilador que será el responsable de tornar el coche a su temperatura normal.

Abre puertas y ventanas y baja del coche

El calentamiento del motor puede elevar la temperatura también en el interior, por lo que lo ideal es que bajes ventanas y abras las puertas, teniendo en cuenta de que estas no interfieran en la condición de los coches que van en la carretera.

Además, como no sabemos por qué se está produciendo el calentamiento ni lo que podrá pasar, lo mejor es que bajes del coche y te alejes de él, por si acaso.

Señaliza el fallo

Antes de alejarte del coche no te olvides de coger los triángulos de emergencia para señalizar la avería y que otros vehículos que aún están circulando sepan que deben andar con precaución.

Después de esto, si tras unos segundos o minutos con el coche en ralentí ves que todo está medianamente normal, apaga el coche y llama a la grúa. Asegúrate de saber indicarle con precisión el lugar en el que estás.

Revisa el radiador

Mientras esperas la grúa revisa si la rejilla del radiador está obstruida. A veces, distintas hojas, insectos y otros elementos traídos por el viento miras conducimos, pueden acumularse ahí e impedir que haya una respiración adecuada de este, lo cual provoca el calentamiento del motor.

Revisa el refrigerante

Otra de las causas más comunes por las que un coche se calienta es la falta de refrigerante. Pues bien, mientras esperas la grúa puedes mirar si este es el motivo por el que tu coche se  ha sobrecalentado.

Quedarse sin líquido refrigerante

Si ves que el depósito está vacío, es posible que esta haya sido la causa, pero no lo abras si el coche está muy caliente pues el tapón habrá cogido presión y podría salir disparado y ocasionarte quemaduras.

Mira si el ventilador funciona

Mientras tienes el coche en ralentí, asegúrate de que el ventilador está funcionando pues esa es la causa principal por la que hemos dejado el coche encendido unos minutos más. Si ves que no funciona, apágalo, no tiene sentido y ya sabes de dónde viene la avería.

Ten en cuenta que estos últimos movimientos serán solo para que te tranquilices y puedas saber de dónde viene la avería, pero si un coche se calienta, recuerda que no debes volver a circular con él hasta que un mecánico lo haya revisado y reparado.

Piensa que un calentamiento, o mejor dicho, conducir con el coche sobrecalentado, puede dañar la junta de culata, que dependiendo de la edad del coche, te llevará a decidir si gastarte un dineral o tirarlo.