¿Cómo funcionan los avisadores de radar ilegales?

· 11 mayo, 2018
Existen de diferentes tipos, aunque solo algunos son legales y si la policía detecta un aparato que no cumple con la normativa, puede sancionarnos con dureza

Confirmando los esfuerzos de la Dirección General de Tráfico, los inhibidores de radar pasan a ser considerados como ilegales en España.

Es importante conocer cuáles de estos dispositivos nos pueden generar sanciones económicas por su instalación o uso. A continuación, analizamos todas estas cuestiones.

Diferencias entre inhibidores, detectores y avisadores de radar ilegales

Es normal el hecho de confundirse sobre el funcionamiento y las funcionalidades de los inhibidores, avisadores y detectores de radares. En la práctica, la idea de estos dispositivos es bastante similar: evitar que el conductor reciba una multa por exceso de velocidad.

Sin embargo, existen diferencias en su utilización, sus funcionalidades y en su imagen frente a la ley:

  • Inhibidores de radar

Los inhibidores emiten una frecuencia propia que no solo identifica a los radares, sino también anula la frecuencia emitida por el radar. Es decir, estos dispositivos impiden que el radar ejerza su función, permitiendo el conductor infrinja impunemente el límite de velocidad.

Los radares con más multas de España

En muchas marcas y modelos de inhibidores, su curioso ‘slogan’ de ventas promete algo así como ‘poner fuera de combate’ a los radares; es decir, se promueve el incumplimiento de la normativa.

Claramente, estos dispositivos están terminantemente prohibidos por la nueva Ley de Tráfico de 2014. La instalación y utilización de inhibidores de radar están penadas con sanciones económicas en torno a los 6 000€ y la pérdida de seis puntos en el carnet de conducir.

Las multas relacionadas con estos inhibidores no solo alcanzan a los usuarios. Además, los talleres que comercializan el dispositivo u ofrecen el servicio de instalación pueden ser sancionados con 30 000€.

  • Detectores de radar

Este dispositivo es capaz de rastrear la localización de los radares de tráfico. Mediante ondas, los detectores pueden identificar la frecuencia de los radares fijos o móviles.

Los detectores avisan a los conductores de la presencia de un radar para que disminuya la velocidad y evite una multa; pero no interfieren en el funcionamiento de los radares, como sí lo hacen los inhibidores.

De esta forma, la principal diferencia entre detectores e inhibidores es la interacción que estos últimos establecen con los radares.

Consejos para una conducción segura.

Los inhibidores son capaces de emitir su propia frecuencia, con la intención de burlar el control de velocidad. Por otro lado, los detectores solo perciben la presencia del radar y emite un alerta al conductor.

Desde mayo de 2014, los detectores de radares también son considerados ilegales por la nueva Ley de Tráfico de España. Ello incluye los detectores láser y también los aplicativos para sistema Android. Su utilización contempla una sanción económica de 200€ y la detracción de tres puntos del carnet de conducir.

Hay cierto desacuerdo sobre si las sanciones pueden o no ser empleadas solo por el hecho de llevar dicho dispositivo. Según la nueva ley, el conductor podría ser multado solo por llevar un detector de radar en su vehículo.

Dentro de las novedades de Jurisprudencia, una reciente Sentencia ha considerado que el mero hecho de llevarlo no sería motivo de sanción; siempre que se demuestre que dicho dispositivo no estaba siendo utilizado.

  • Avisadores de radar

Al contrario de lo que muchos piensan, los avisadores de radar no son considerados ilegales por la nueva ley de Tráfico de 2014. Por lo tanto, ni su instalación ni su utilización son pasibles de sanción económica o pérdida de puntos para los conductores.

A diferencia de los dispositivos anteriores, los avisadores no emiten frecuencias, no interactúan con los radares ni interfieren en correcto funcionamiento.

Estos dispositivos simplemente tienen una base de datos en la cual figuran solo los radares fijos, cuya localización es de conocimiento público. Es decir: los radares que ya están anunciados en la propia carretera y en las informaciones facilitadas por la DGT.

Muchas veces los propios GPS suelen contar con una base de datos integrada con las posiciones de los radares fijos. Esta funcionalidad se basa en el mismo principio de un avisador de radar.

Se ofrece una señalización básica de conocimiento público a los conductores; la aplicación puede ser actualizada, según  nuevos radares fijos van siendo aprobados.

Cuando se habla de ‘avisadores de radar ilegales’, en realidad, se hace referencia a los inhibidores y a los detectores.  La confusión ha sido creada por la errónea utilización del término ‘avisador’ para referirse principalmente a los detectores.

Recuerda: los avisadores son legales, pero los inhibidores y los detectores están prohibidos por la Ley de Tráfico.