Los coches de El Padrino

· 3 abril, 2018
Es uno de los clásicos del cine de todos los tiempos, en la que aparecen un buen número de coches, algunos con un protagonismo tal que son inolvidables e iconos de la cinta

La famosa trilogía cinematográfica El Padrino, dirigida por el americano Francis Ford Coppola, es una de las obras maestras del cine del siglo XX. En estas películas aparecen hermosos vehículos clásicos de los años 30 y 40, época en la que se basa esta historia sobre la mafia italoamericana. Por ello, os mostramos algunos de los coches de El Padrino.

Buick Limited Touring Sedán de 1940

Este modelo fue fabricado por la compañía Buick, de Estados Unidos, a lo largo de la década de los años 40. Esta compañía fue fundada en el año 1903 y forma parte del gigante automovilístico General Motors, y consiguió gran difusión en el mercado de Estados Unidos en los 70, compitiendo con la poderosa Ford.

Desde sus inicios, los modelos de Buick se han caracterizado por ser vehículos de categoría de lujo, por encima de modelos de otras marcas norteamericanas, como Chevrolet, Pontiac y Oldsmobile.

En la trilogía de El Padrino, el Buick Limited Touring Sedán fue utilizado por Vito Corleone y su hijo Fredo en la escena en la que van a comprar frutas en un mercado de Nueva York. Este es el momento en el que Don Vito recibe un disparo y queda herido de gravedad.

Alfa Romeo 6C 2500 de 1946

Alfa Romeo 6C 2500

Este modelo de fabricación italiana fue presentado en el año 1938. Su fabricación se alargó hasta el año 1952, con el modelo 6C como última variante desarrollada.

Su fabricación y lanzamiento al mercado automovilístico se vio retrasada por la Segunda Guerra Mundial. Por ello, entre 1940 y 1945, solo unos pocos centenares del Alfa Romeo 6C 2500 habian sido fabricados.

El modelo 6C 2500 de Alfa Romeo fue utilizado en las películas y conducido por Michael Corleone, personaje interpretado por Al Pacino. Con este vehículo, el joven Corleone recorre las calles de Sicilia junto a Apollonia Vitelli-Corleone.

Dodge Custom Luxury Liner de 1941

En las películas, este modelo no se ve de forma muy llamativa, ya que solo es el objeto utilizado para bloquear el paso a la casa de la familia Corleone. La marca estadounidense Dodge fabricó este modelo en la década de los 40.

Fiat 508 Balilla de 1934

Este vehículo de fabricación italiana y presentado oficialmente en el Salón de Milán de 1932. Fue el sustituto del modelo Fiat 509, cuya fabricación se detuvo en el año 1929. En su mecánica, incorporaba una caja de cambios de tres velocidades, que se aumentó a cuatro con el modelo de 1934.

En el habitáculo se colocaron cuatro aientos y podía alcanzar una velocidad máxima de 80 km/h. En su lína de fabricación se produjeron alrededor de 113 000 unidades.

La mayoría de ellas, fueron producidas en las instalaciones Centralne Warsztaty Samochodowe, de Polonia. Además, también fue fabricado en Francia, en las instalaciones de SAFAF (del francés, Société Anonyme Française des Automobiles Fiat).

Su carrocería tenía unas dimensiones de 3 145 mm de longitud, con un motor de 995 cc. Este mecánica le permitía alcanzar los 20 CV de potencia máxima a 3 800 rpm. Entre su gama hubo variantes de tipo berlinas, coupés e incluso un modelo militar. En las películas, era conducido por Don Tomasino por las calles de Sicilia.

Lincoln Continental de 1941

Lincoln Continental de 1941.

Este modelo aparece en las películas en la famosa escena en la que Sony Corleone es asesinado con un brutal tiroteo en un peaje.

Este automóvil fue fabricado por la empresa de Estados Unidos Lincoln como un modelo de lujo. Sus distintas variantes lo ha convertido en un vehículo muy longevo, fabricado entre 1939 y con una última generación en el mercado actual, del año 2017, con su décima generación.

Este modelo se ha reeditado a lo largo de casi un siglo de nuevas generaciones. En la actualidad, la producción del Lincoln Continental está centrada en las instalaciones de Flat Rock, en Michigan, Estados Unidos.

Playmouth Cranbrook Special De Luxe Four-Door Sedán de 1951

Este es uno de los modelos más nuevos que se pueden ver en las películas. Es el coche que toma Carlo Rizzi durante su último paseo, antes de ser eliminado como castigo por su traición hacia Michael Corleone. La empresa estadounidense Playmouth lo desarrolló a mediados de siglo como un modelo de categoría lujosa.

Estos son algunos de los muchos coches clásicos que se utilizaron en el rodaje de las tres películas. Junto a ellos, pueden encontrarse muchos modelos más, la mayoría de fabricación norteamericana, con la elegancia y el peculiar diseño de los coches de esas décadas.