Los coches de Corea del Norte

· 9 julio, 2018
La gama de vehículos en Corea del Norte es muy limitada, pero en enero de 2018 se anunció que el fabricante nacional Pyeonghwa Motors acaba de lanzar una gama de nuevos coches llamada Naenara que se traduce como 'mi país'

El mundo automotriz no deja de ser protagonista incluso en un país con tantas restricciones. Se estima que el número de coches de Corea del Norte está compuesto por 250 000 coches de los cuales solo 25 000 son turismos y la gran mayoría forman parte de la industria del país.

Coches de Corea del Norte

Pyeonghwa fue fundada en 1999 por Sung Muyng Moon, quien a su vez es fue padre de la Iglesia de la Unificación —que aboga por la unificación de las dos Coreas— y convierte en una tarea difícil el fabricar coches en el territorio norcoreano mientras su sede principal está en Corea del Sur.

La producción de la marca ha sido irregular desde sus inicios, con años de paro total y sus ventas han llegado solo a 1 000 unidades anuales, además de que muy pocos norcoreanos pueden permitirse adquirir un coche ya que generalmente están destinados a altos mandatarios del régimen.

En el 2012 fallece Sun Myung Moon, se dice que el estado se hizo con el 100% de la compañía automotriz; anteriormente solo poseía un 30% de participación. La finalidad del estado es conseguir una marca propia como en su momento lo hicieron otros estados socialistas como Rumanía con Dacia.

Modelos actuales en producción

Se producen pequeños automóviles bajo licencia de Fiat y Brilliance China Auto, camionetas que usan componentes del fabricante chino Dandong Shuguang. La nueva línea Naenara está compuesta principalmente por Kei Cars, sedanes y furgonetas.

Fiat Palio.

También, incluye una gran cantidad de vehículos de todos los segmentos como turismos, SUV, microbuses, coches de cilindrada limitada y con unas formas muy cuadradas utilizados en parte de Asia.

La estrella de Pyeonghwa Motors es su modelo insignia, el Zuma, un sedán basado en un Mercedes-Benz Clase E W210 que cuenta un propulsor de gasolina con una potencia de 200 CV.

La influencia de Mercedes–Benz

Anteriormente, ya eran vistos coches basado en los modelos de Mercedes-Benz, debido a la gran devoción del fallecido Kim Jong-il por los utilitarios de esta marca. Durante su mandato, el ‘amado líder’ en 1987, a través de Irán, adquirió varios Mercedes 190 originales y ordenó a sus ingenieros fabricar réplicas de dicho modelo.

Tiempo más tarde se presentó en Pyongyang la versión resultante de nombre Kaengsaeng 88 como una muestra de la capacidad técnica del país que según el gobierno hasta suponía una mejora con respecto a la original.

Copia del Mercedes 190.

El coche parecía una copia del 190, en donde solo cambiaba su parrilla frontal y el logo de la marca, la motorización de origen rusa no poseía la potencia suficiente y para solventarlo suprimían la calefacción, el aire acondicionado y los elevalunas.

Además, el vehículo estaba pintado con pintura acrílica y como carecía de sellos el humo y polvo se introducían al habitáculo. No es de extrañar ver coches de corea del norte producidos por Pyeonghwa Motors que se asemejan demasiado a algunos de marcas como SsangYong o Volvo cuando realmente solo sería una simple copia.

Los coches del país asiático, no son una revolución en la industrial y cumplen las necesidades de las personas que puedan adquirir este tipo de productos. Sin embargo, cuenta con cierta cantidad de vehículos que se pueden adquirir, aunque seguramente, no con mucha facilidad.