Lesiones más frecuentes por accidentes de tráfico en carretera

Francisco María García · 19 junio, 2018
Por desgracia los accidentes de tráfico en carretera siguen siendo una tónica común en nuestro país; hoy vemos cuales son las consecuencias más frecuentes en conductores y ocupantes

Los accidentes de tráficos son la principal causa de defunción en el grupo de edad de entre 15 a 29 años. Más de 1,25 millones de personas mueren al año como consecuencia de accidentes de tráfico. Además, los hombres suelen ser mucho más propensos a este tipo de accidentes.

Según datos provenientes de diferentes estudios, el 73% de las defunciones de este tipo han sido de varones menores de 25 años, siendo las motocicletas las más afectadas.

Las lesiones causadas por accidentes de tráfico producen pérdidas significativas para las personas, sus familias y países. Pero no solo son los daños a personas lo que un accidente origina.

Además del factor humano, están los costos de tratamiento médico y la pérdida de productividad de las personas que mueren o quedan con algún tipo de discapacidad. Por esto, los accidentes de tráfico suelen costar una media del 3% del PIB de la mayoría de los países.

Cómo señalizar un accidente de tráfico.

Lesiones más frecuentes

Entre 20 y 50 millones de personas en el mundo sufren traumatismos no mortales, y muchas de estas lesiones provocan discapacidad. Las personas lesionadas generalmente resultan politraumatizadas, es decir, con varios y distintos tipos de lesiones. Algunas de las lesiones más comunes son:

Lesiones de espalda

Este tipo de lesiones se pueden dar a lo largo de toda la columna: a nivel cervical, dorsal o lumbar. Y se producen por el movimiento brusco y enérgico de adelante hacia atrás de la cabeza, el cuello o incluso toda la columna en el momento del impacto. Dentro de las lesiones de espalda la más común es el latigazo cervical.

Latigazo cervical

Es el desgarro de alguno de los ligamentos que une las vértebras cervicales, lo que produce dolor en la zona del cuello. Suele darse en accidentes por alcance, en los que se produce un impacto inesperado por detrás.

Son situaciones donde la musculatura está relajada y no se limita el rango de movimiento. Es más probable que esta lesión se produzca si no se lleva puesto el cinturón de seguridad y cuando la musculatura está menos fortalecida.

Este esguince puede detectarse a través de la historia clínica y una exploración física. Y solo produce dolor en el cuello, la cabeza, y a veces una sensación de mareo. Los esguinces tienden a curarse espontáneamente, casi no tiene riesgos, y la mayoría de la gente queda sin secuelas.

Lesioes por accidentes de tráfico más comunes.

Fracturas en los accidentes de tráfico

La fractura es una discontinuidad que se produce en los huesos. Puede ser a consecuencia de golpes, fuerzas o tracciones cuyas intensidades superan la elasticidad del hueso.

Fracturas en miembro inferior y superior

El tipo de fractura más común se produce en los miembros inferiores, que se encuentran menos protegidos por los músculos. Los huesos más comúnmente afectados son la tibia y el fémur; en la tibia suele producirse una fractura abierta. Esto significa que, al romperse el hueso, también se rompe la piel.

Estadísticamente, muchas fracturas producidas por accidentes de tránsito se dan en los huesos cúbito, radio y húmero, de las extremidades superiores. Las muñecas también se fracturan con frecuencia, porque las personas se protegen instintivamente con las manos durante el accidente.

Lesiones en las costillas

Si al quebrarse una de las costillas, se perfora un pulmón o el corazón, se puede producir neumotórax o hemotórax: ello significa que entrará sangre o aire a los órganos.

Traumatismos craneoencefálicos (TCE)

Se producen cuando la cabeza sufre un golpe violento contra el suelo u otra superficie. Cualquier lesión en la cabeza puede causar inflamación del cerebro, por lo que es importante hacer siempre una revisión.

Los síntomas del TCE suelen aparecer después del accidente. Los casos más graves de TCE pueden provocar un coma o una discapacidad severa.

Traumatismos del tórax

Son lesiones graves provocadas por golpes contundentes o heridas penetrantes. Pueden afectar a la pared ósea de la caja torácica, pleura y pulmones, diafragma o el contenido del mediastino.

En el traumatismo de tórax, el paciente siente dolor local en un principio, solo 24 horas después de la contusión presenta otros síntomas (parecidos a la neumonía).

En los accidentes de este tipo generalmente se da un trauma por desaceleración, lo que origina un proceso inflamatorio en el corazón o pulmón en el lugar del impacto.

Esta inflamación puede originar hinchazón e infiltración de líquido en órganos vitales del organismo. Es vital acudir a los servicios de urgencias, en el tiempo más breve posible.