Cómo recurrir multa de semáforo rojo

· 16 marzo, 2018
A menudo nos vemos indefensos a la hora de poder recurrir una multa, hoy nos encargamos de ver el procedimiento de reclamar una sanción económica por saltarnos un semáforo en rojo

Al no estar sujetas a control metrológico, las mediciones que hace el sistema foto rojo dejan de ser confiables. ¿Cómo recurrir una multa de semáforo rojo? Lo primero es determinar que las fotografías como pruebas de la infracción están dejando de tener validez.

Sin control metrológico, sin garantías

Desde 2006 este sistema de captación de imágenes está instalado en la mayoría de las ciudades españolas. Pero no es sometido al control metrológico, una revisión técnica y administrativa de los equipos, instrumentos y aparatos de medición. No hay, por tanto, garantías de un adecuado funcionamiento basado en la legislación.

El Tribunal Supremo ya ha anulado dos decisiones de los ayuntamientos de Catarroja, en Valencia; y de San Sebastián, basadas en ese sistema. En ambos casos, la multa impuesta alcanzaba los 200 euros y restaba cuatro puntos al carné.

La falta de un adecuado control metrológico volvió las multas de semáforo rojo muy recurribles; ante esta nueva situación, es preciso contar con la información adecuada para recurrir.

Cómo recurrir una multa de semáforo rojo.

El sistema foto-rojo consiste en la colocación de cámaras en las vías para captar el desplazamiento vehicular. Si algún conductor no respeta la luz roja, se toman fotografías que sirven como pruebas de infracción.

Los detractores de este sistema alegan errores de sincronización entre cámaras y las fases de color del semáforo. Esto podría situar a un conductor rebasando el semáforo en rojo, cuando en realidad lo estaba pasando en ámbar.

Márgenes de error, ayuda para recurrir

Otra importante razón que permite recurrir las multas de semáforo rojo, se refiere a los márgenes de error en una fotografía. Cuando no se aprecia con claridad si el semáforo está en fase roja o ámbar, no se puede sancionar. Si no se ve la matrícula del vehículo, la marca o modelo, aplicar la infracción tampoco es viable.

La decisión del Tribunal Supremo hace más fácil recurrir una multa de semáforo en rojo. Por ejemplo, en el caso del ayuntamiento de Catarroja, los alegatos de la administración local no fueron considerados. Argumentaba que no sancionar a un conductor que rebasa un semáforo en rojo perjudica el interés general.

El ayuntamiento alegó que, al no haber reglamentos que exijan el control metrológico, los dispositivos foto-rojos no pueden estar sometidos a él.

Precisamente por esto el fallo fue en contra; el Tribunal de Justicia Europea se acogió a la ley que establece que esos controles no dependen de legislaciones. Se tiene que constatar, pesar o medir cuando de aplicar sanciones se trate.

Multas menos comunes, sanciones de tráfico.

Inseguridad jurídica

La organización Automovilistas Europeos Asociados denunció la falta de garantías del sistema foto rojo. Esto impulsó la anulación de sanciones impuestas por ayuntamientos, muchas veces a través de empresas que cobran un porcentaje de lo recaudado.

Entre otras argumentaciones, se acusaba al sistema de fomentar la inseguridad jurídica, vulnerar la presunción de inocencia y de limitar las garantías a los conductores.

¿Cómo recurrir una multa de semáforo rojo?

A la poca fiabilidad del sistema Foto Rojo, se suman otros elementos que permiten recurrir una multa de semáforo rojo. Cuando se impone este tipo de sanciones, lo primero es acudir a la policía para contrastar datos del vehículo y del conductor.

También se debe verificar en qué condiciones se saltó el semáforo. Si se hizo para dar paso a vehículos oficiales, por ejemplo, no habrá multa. Si las circunstancias eran difíciles de controlar, las posibilidades de evitar la sanción económica y la pérdida de puntos aumentan.

Otros supuestos para recurrir la multa de semáforo rojo

Hay otros supuestos, contenidos en el código de circulación, que enseñan cómo recurrir una multa de semáforo en rojo. Si es injusta o se puede comprobar que el acusado no cometió la infracción, las posibilidades de éxito son mayores.

Multas y sanciones de tráfico.

Dificultades para decidir

Cuando en el entorno hay situaciones que afectan o dificultan al conductor la toma de decisiones, posiblemente la sanción no proceda.

Errores en el documento y prescripción

Otra opción para recurrir una multa de semáforo rojo es detectar errores en datos contenidos en el documento que acredita la infracción. Se consideran defectos de forma algún nombre o la fecha escritos de manera errónea.

También un supuesto que puede ocurrir es la prescripción por paso del tiempo desde el día de la supuesta infracción. Si la multa prescribió nada podrán hacer los ayuntamientos contra el conductor.

La ratificación del denunciante

Si la infracción es denunciada por un agente policial, además del escrito de alegaciones a favor del conductor, se deben exigir pruebas. Ante los tribunales se deberá consignar el informe de ratificación del denunciante y su testimonio. Lo contrario sería violentar el principio de presunción de inocencia del conductor.