Mercedes-AMG Project ONE, un Fórmula 1 para la calle

Cuenta con un propulsor de F1 de la firma alemana –campeón de 2015– y solo se venderán 275 unidades, si bien no llegará a las calles hasta 2020; todo en este bólido se centra en la máxima efectividad en circuito, tanto la aerodinámica de su carrocería –que pasó por el túnel del viento– como su 'espartano' y futurista interior

Posiblemente el producto más extremo de Mercedes sea uno de los más interesantes de la década, y es que nos dejará una dura batalla contra su principal y hasta el momento único rival: el Aston Martin Valkyrie. Hablamos del Mercedes-AMG Project ONE, y es la mayor aproximación de un Fórmula 1 para la calle.

Su desarrollo ha estado motivado por el 50 aniversario de AMG, el preparador oficial de la firma de la estrella. Su producción estará limitada a 275 unidades a un precio de 2,25 millones de euros cada una, mientras que su llegada al mercado no se espera hasta 2020.

Un motor campeón

El elemento más importante de todo el Project ONE es el propulsor que monta en posición central-trasera. Es un motor V6 de 1,6 litros turboalimentado que entrega 750 CV. Es el mismo propulsor que montaba el Mercedes-AMG W06, el monoplaza de Fórmula 1 Campeón del Mundo en 2015.

Acompañando al motor de combustión hay cuatro motores eléctricos –dos en el eje frontal, otro en el cigüeñal y otro haciendo las veces de turbo– que en conjunto proporcionan una potencia total de 1 200 CV. Entre los datos más destacados está el hecho de que alcanzará las 13 500 rpm y una durabilidad estimada en solo 50 000 kilómetros.

Mercedes-AMG Project One: trasera
Trasera del Mercedes-AMG Project One, en la que se puede vislumbrar un difusor y un cristal que deja entrever su sofisticado propulsor.

Hablando de prestaciones, alcanza los 100 km/h desde parado en 2,5 segundos  y una velocidad punta de 354 km/h.

Toda esta potencia se transmite al suelo a través de una transmisión de 8 velocidades y el sistema de tracción total 4MATIC+. Además, tanto motor como transmisión serán parte de la estructura del chasis, el cual está fabricado en fibra de carbono, al igual que toda la carrocería con el fin de lograr una relación peso/potencia de 1:1.

Alta influencia de la aerodinámica

Llama la atención la poca similitud que tiene el Project One con respecto a cualquier otro modelo de la casa, como por ejemplo el AMG GT. Esto es debido a que todo el exterior del coche ha sido esculpido en el túnel de viento, para dar prioridad a la aerodinámica antes que al estilo del coche en sí.

Con esto se ha conseguido un conjunto de líneas trabajadas y al mismo tiempo simples, en el que no han dejado nada al azar. Cada elemento aerodinámico, ya sean los flaps laterales, el enorme spoiler frontal e incluso la aleta de tiburón están por una simple razón: efectividad en circuito.

Mercedes-AMG Project One: alerón
Prominente y aerodinámico alerón del Mercedes-AMG Project One.

Es precisamente esta aleta de tiburón y la toma de ventilación del techo dos de los elementos más llamativos del exterior, ya que han sido diseñados pensando en la Fórmula 1. Incluso todas las tomas de ventilación han sido diseñadas para mejorar el flujo aerodinámico al mismo tiempo que refrigeran el propulsor.

Como buen coche de última hornada, tanto los faros delanteros como los pilotos traseros cuentan con tecnología Full LED.

Interior de otra generación

Para el habitáculo Mercedes ha seguido la premisa de eliminar todo lo superfluo y mantener a raya el peso mediante el uso intensivo de la fibra de carbono. Así, nos encontramos con un volante de curiosas formas que aglutina los controles para el sistema multimedia y para la gestión del motor híbrido. Obviamente, el volante es de carbono.

En el centro nos encontramos con una pequeña consola y unos pocos controles para la climatización –dos tomas de ventilación centrales– y las ventanillas. Por lo demás, destaca el uso de dos pantallas, una tras el volante y otra central a modo de centro de infoentretenimiento, la cual es táctil y podrá mostrar diferentes parámetros del vehículo.

Mercedes-AMG Project One: interior
Interior deportivo y futurista del Mercedes-AMG Project One.

En cuanto  la personalización del interior, no hay mucho donde elegir. Con la mayor parte de superficies cubiertas de fibra de carbono y alcántara, lo poco que se puede modificar es el color de los cinturones y las costuras de los asientos, que por cierto van anclados al chasis.

Datos Mercedes-AMG Project ONE

  • 2 puertas
  • 2 plazas
  • Tracción total 4MATIC+
  • Motor F1 EQ Power+: V6 de 1,6 litros y 750 CV + cuatro motores eléctricos (450 CV)
  • Consumo y emisiones: no especificado
  • Cambio automático de 8 velocidades
  • Precio: 2,25 millones de euros
Te puede gustar