Fiat Punto, un utilitario tan desfasado como irrelevante

Juan · 7 abril, 2019
El Fiat Punto lleva a la venta desde 2005; su acusada veteranía le coloca muy en desventaja frente a una competencia mucho más moderna; ha quedado tan desfasado que llega a ser incluso peligroso, con 0 estrellas EuroNCAP

El Fiat Punto es uno de esos coches que se resisten a morir. A la venta desde 2005, es uno de los coches más veteranos a la venta actualmente. Su veteranía no le beneficia, y es que en materia de diseño, equipamiento y seguridad ha quedado completamente desfasado frente a la competencia.

Dada su escasa competitividad en el mercado, el grueso de las ventas van a parar a flotas de empresas de alquiler. Para más inri, en latinoamérica se ha comenzado la comercialización del Fiat Argo, un utilitario de aspecto deportivo mucho más moderno que sustituye al Fiat Punto, pero que probablemente no veremos en Europa.

Cuando deje de producirse, el Fiat Punto será reemplazado, presumiblemente, por un Fiat 500 de mayores dimensiones.

Diseño del Fiat Punto

Desde que la tercera generación del Punto iniciase su andadura comercial ha recibido pocos cambios en su estética, no así en su nombre. De Grande Punto a Punto Evo y vuelta a Punto, con ligeros cambios por el camino. Cuestión de gustos, no resulta desagradable a la vista, pero el paso de los años es inevitable, y en este caso se hacen notar. 

Fiat Punto: trasera.
Trasera del Fiat Punto.

El frontal queda resaltado por los grandes grupos ópticos en forma de lágrima y los intermitentes integrados en los paragolpes. Lateralmente, a excepción de los marcados pasos de rueda y, según el caso, llantas de 16 pulgadas, no hay nada reseñable. Incluso los tiradores de las puertas tienen un diseño desfasado.

En cuanto a la zaga, destacar los pilotos con diseño en 3D y la gran boca de carga del maletero, el cual puede parecer vacío al montar las luces junto a la luna trasera.

Habitáculo pasado de moda

Si atendemos al habitáculo, queda claro que estamos ante un coche varias generaciones atrasado. Su diseño simple y limpio resulta agradable, aunque los materiales utilizados dejan un poco que desear. El punto positivo lo pone el volante de cuero, la tapicería bicolor y la moldura negro brillante de una radio a todas luces prehistórica.

Rozando lo ridículo, encontramos el sistema de navegación GPS, un equipamiento pensado a posteriori muy mal integrado en lo alto de las tomas de ventilación. Afortunadamente, el espacio para cuatro adultos es más que suficiente, ya que para ser un utilitario sus medidas son bastante generosas.

Fiat Punto: interior.
Interior del Fiat Punto.

Con 275 litros de capacidad, el maletero deja mucho que desear comparado con lo que ofrecen los utilitarios más modernos. Por ejemplo, el Volkswagen Polo o el SEAT Ibiza ofrecen unos 350 litros, unos de los maleteros más grandes del segmento.

Motorizaciones del Fiat Punto

Sorprende que estando al final de su ciclo comercial, Fiat ofrezca una gama mecánica tan variada para el Punto. No cuentan con la última tecnología del sector, a excepción del Start&Stop, pero son muy fiables. Se ofrece hasta una motorización adaptada a GLP, con la cual se gana la etiqueta ECO de la DGT.

  • 1.2 8V: motor de gasolina de 1,2 litros, 8 válvulas, 102 Nm de par y 69 CV de potencia a 5500 rpm.
  • 1.4 8V: motor de gasolina de 1,4 litros, 8 válvulas, 115 Nm de par y 77 CV de potencia a 6000 rpm.
  • 1.4 Bifuel: mismo motor que el anterior, pero adaptado al uso de GLP con un depósito de 38 litros de gas.
  • 1.3 MultiJet: motor diésel de 1,3 litros, 16 válvulas, 200 Nm de par y 95 CV de potencia a 4 000 rpm.

Llegó a contar con varias versiones firmadas por Abarth, desde hace años descatalogadas.

En todos los casos se utiliza un cambio manual de cinco velocidades, así como un equipo de frenos con discos ventilados con pinzas de un pistón delante y frenos de tambor en el eje posterior. Para las prestaciones del coche –velocidad máxima de 175 km/h en el más potente– resulta una solución simple y eficaz.

Fiat Punto: logo.
Emblema del Fiat Punto.

Gama y precios del Fiat Punto

La limitada gama del Fiat Punto se reduce a un solo acabado: PUNTO. De serie trae un equipamiento bastante escaso: destacan la radio MP3 con mandos en el volante, las llantas de acero de 15 pulgadas con tapacubos, el doble airbag y el control de estabilidad. Como ves, cumple con lo mínimo que se despachaba hace más de una década.

Disponible desde 12 260 euros, la marca lo suele ofertar por mucho menos.

Entre el equipamiento opcional encontramos lo básico: todo se ofrece a base de paquetes y con pocos elementos individuales disponibles. Volante con regulación en altura y profundidad, espejos eléctricos y térmicos, asiento con regulación en altura, banqueta trasera dividida en 60/40 y climatizador bizona son lo poco que podemos instalar en el Punto.

EuroNCAP, la puntilla final

Las muchas primaveras que tiene encima y el escaso equipamiento de seguridad han ido relegando al Fiat Punto poco a poco a un pozo sin fondo. Con doble airbag frontal, ABS y control de estabilidad como únicos asistentes, hoy en día no haces nada. Con esa carta de presentación, en 2017 se volvió a probar el coche en los test de EuroNCAP para lograr 0 estrellas.

El resultado conseguido es un ejemplo claro de cómo coches entrados en años, que en su día lograban excelentes puntuaciones en cuanto a seguridad, comparativamente no son tan seguros ahora. La mayor dureza de las pruebas y la importancia de las ayudas electrónicas no perdonan, y el Punto ha sido la última víctima.