El túnel de viento y los Fórmula 1

· 10 marzo, 2018
El túnel de viento es una de las claves para desarrollar un Fórmula Uno, toda la parte aerodinámica del monoplaza se diseña en base a los datos que arroja esta tecnología

La Fórmula 1 durante muchos años ha sido, y sigue siendo, sinónimo de avances tecnológicos. Uno de los factores más importantes de la Fórmula 1 es la aerodinámica, algo casi tan importante como contar con un buen motor. Hoy vamos a ver para que sirve el túnel de viento, fundamental para el desarrollo de la misma.

¿Qué es la aerodinámica?

Red Bull Aston Martin F1

Cuando vemos carreras de Fórmula 1, este es uno de los conceptos que más se repite, dado que los equipos incorporan mejoras que tienen que ver con ella y hay circuitos que les son más favorables en este sentido, pero, ¿para que sirve la aerodinámica?

Es quizás algo difícil de explicar, pero vamos vamos a dejarlo en que hoy en día es el elemento más importante de los que tenemos para obtener mejoras en los tiempos de los fórmula 1.

En el desarrollo de está disciplina, tiene un papel fundamental el túnel de viento. Precisamente, esta es una de las razones por las que los equipos invierten grandes cantidades de dinero y tiempo durante el diseño y desarrollo del monoplaza.

Dentro de un túnel de viento, los equipos colocan el coche de forma estática mientras hacen fluir aire a través de él.

Lo curioso, es que a pesar de que el coche no se encuentra en movimiento, como sí lo haría en una pista, los datos extraídos son tan válidas como los que se podrían sacar de una jornada de test en circuito.

Sin embargo para que todos estos resultados sean válidos, los equipos han de ser muy precisos con el diseño y la construcción del túnel, sin dejar de lado la veracidad de las condiciones en las cuales se realizan los ensayos.

Estos test van a dar información precisa a los equipos acerca de la resistencia aerodinámica, las fuerzas laterales, la distribución de las presiones e información del flujo.

Tipos de test aerodinámicos

Test en línea recta

Este tipo de test no suelen realizarse en los túneles de viento, sino que se hacen en exteriores, concretamente en zonas dedicadas a la aviación, donde hay largas rectas donde los monoplazas pueden ir a una velocidad constante y podemos obtener un promedio de datos.

Sin embargo hay ciertos factores necesarios que no pueden ser simulados en este tipo de pruebas, como por ejemplo el comportamiento del monoplaza en curva o las condiciones que se dan al estar detrás de otro coche.

Por eso, para controlar estos momentos en los que las condiciones de aire son especificas, dependemos de test reales con los que contrastar la información del ordenador.

Túnel de viento

A los equipos les gusta mucho utilizar el túnel de viento, ya que lo que hace es eliminar esa reiteración que podemos encontrar en los test que tienen lugar en pista, debido a que estos son unos test que se están llevando a cabo en un entorno muy controlado.

Pero con el túnel de viento no todo son ventajas, uno de los principales inconvenientes que tienen es el elevado coste de instalación, especialmente si estamos hablando del ensayo con monoplazas de tamaño real.

Precisamente por esto muy pocos son los equipos que cuentan con suficiente respaldo económico para poder ensayar con monoplazas reales en el túnel de viento. Muchos han sido los casos que se han visto en la Fórmula 1 en la que los equipos comparten túnel de viento.

De modo que como son una minoría los que pueden permitirse este ‘lujo’, esto esta considerado como un eco injusto dado que estos equipos obtendrían una gran ventaja frente al resto de sus competidores, por lo que este tipo de test se ha prohibido.

Sin embargo, realizar estos tipos de test con un modelo a escala es menos costoso para los equipos, por ello la FIA , obliga a los equipos a realizar este tipo de test con modelos que representan el 60% del coche real, es decir que la altura, la longitud y la anchura representan el 60% del coche real.

Regulaciones de la FIA

Monoplaza del quipo Lotus en 2015.

Evidentemente, el túnel de viento ha de estar regulado por la FIA. Estos test realizados en el túnel cada vez están más limitados, por lo que los equipos han de obedecer de forma estricta las medidas del reglamento. Como ejemplo, podemos ver las restricciones de la temporada 2015:

  • Cada escudería utilizará el mismo túnel de viento durante todo el año.
  • Los ensayos se realizarán sobre modelos a escala correspondientes al 60% del tamaño real del coche que los equipos usarán en pista.
  • La velocidad máxima de funcionamiento del túnel de viento será de 50 m/s
  • Los equipos podrán realizar un total de 65 puestas en marcha del túnel de viento a la semana, considerando que el viento está en marcha a partir de los 15 m/s
  • La ocupación del túnel de viento será de 60h semanales.