Pere Navarro vuelve a ponerse al frente de la Dirección General de Tráfico

Francisco María García · 31 julio, 2018
Después de que el Consejo de Ministros oficializara su nombramiento, Pere Navarro ha regresado a la DGT; en la práctica va a sustituir a Gregorio Serrano, en el cargo desde noviembre de 2016 tras la llegada de Juan Ignacio Zoido al Ministerio del Interior

Pere Navarro vuelve a ponerse al frente de la Dirección General de Tráfico (DGT). En sus ocho años de gestión, de 2004 a 2012, logró poner en marcha el carnet de conducir puntos. Esta decisión colocó a España en el cuarto lugar del ranking de países de la Unión Europea con menos accidentes en carreteras.

Amplio currículo

Navarro es un ingeniero industrial de 66 años. Fue gobernador civil, ex director de movilidad en Barcelona y experto en materia de tráfico. Desempeñó, durante ocho años, el cargo de director de tráfico durante los dos gobiernos del presidente José Luis Rodríguez Zapatero.

Actualmente, Pere Navarro es vocal del patronato de la Fundación Pons. Esta institución se dedica a la sensibilización en materia de seguridad vial y la divulgación y defensa de la Propiedad Industrial e Intelectual.

Al frente de la DGT, Navarro impulsó un plan de seguridad vial que redujo el número de fallecidos viales en España. Solo en el 2011, las muertes en accidentes viales bajaron un 65%, de 5 mil 399 a mil 903.

Pere sentó un precedente positivo en la política de la Dirección General de Tráfico, por primera vez en 50 años. Las cifras ubicaron al país como uno de los miembros de la Unión Europea con mejor gestión de seguridad en sus carreteras.

Autovía en pleno funcionamiento.

Comisión de Seguridad Vial

Como parte de las medidas promovidas por Navarro en su anterior etapa en la DGT, destacó la creación de la Comisión de Seguridad Vial en el Congreso.

Otra medida fue la limitación a 90 kilómetros por hora de la velocidad en carreteras convencionales y a 110 kilómetros por hora en autopistas para ahorrar combustible. Esta medida no se pudo mantener por amplias protestas en el sector.

En declaraciones recientes, Pere Navarro se ha hecho eco de la grave situación de las carreteras españolas por el elevado número de heridos y fallecidos. “No se puede caer nunca en el conformismo, porque el peor enemigo de la eficacia es la autocomplacencia».

Navarro intentó mediar en conflictos con las víctimas, las autoescuelas y los usuarios. A su juicio, todo esto afecta la seguridad vial que debe basarse en la complicidad de todos los involucrados.

Número de muertes en ascenso

Las cifras han ido cambiando de manera sorprendente. Navarro lamentó que, por cuarto año consecutivo, las víctimas mortales del tráfico hayan aumentado en un 1,1 por ciento.

En Europa la media son 50 víctimas y España registra 39 muertes por cada millón de habitantes. Nuestro país está en el octavo lugar del continente en materia de seguridad en carreteras, y no en el cuarto que había ocupado.

En 2017 hubo 1 830 muertes. El 46% lo constituyeron peatones, ciclistas y motoristas; pero el año más conflictivo fue sin duda 2016. Después de trece años de disminución ininterrumpida, en ese año el número de víctimas mortales comenzó a repuntar y aún no se detiene.

Siguiendo con el análisis estadístico, enero de 2018 cerró con un 20% más de fallecidos que el mismo mes de 2017. El nuevo director ha asegurado que trabajará para corregir esta situación.

Actualizar y retocar

Tras seis años de ausencia, este regreso a la DGT es para Navarro un nuevo reto. El relanzamiento del proyecto carné por puntos, al que ha anunciado actualizar, marcará el inicio de su gestión.

Como adelanto de esta tarea, se pondrán en marcha medidas contra quienes conducen y usan el móvil a la vez. Esta es la primera causa de accidentes viales en España, lo que se necesita una profunda revisión. Le siguen en importancia la alta velocidad, el consumo de alcohol y de drogas frente al volante.

conducción eficiente movil consejos

Crisis de la Dirección General de Tráfico

La tarea de Pere Navarro no solo consistirá en disminuir las elevadas cifras de accidentes de tráfico en España. La DGT está sumergida en una grave crisis.

A principios de julio de 2016 fue destituida una de las subordinadas de María Seguí, quien sustituyó a Pere Navarro en el cargo. El motivo fue una grabación telefónica en la que hablaba del pliego de condiciones de un contrato con una patronal de autoescuelas.