Ford Fiesta, un clásico moderno

La séptima generación del Ford Fiesta ha seguido las lineas del mercado para aumentar ligeramente su tamaño; todo un histórico de las carreteras españolas se renueva para seguir dando guerra

El Ford Fiesta es un coche de turismo del segmento B producida por Ford desde 1976. Actualmente, cuenta con siete generaciones y ha vendido más de 12 millones de unidades. Entre sus coches rivales se encuentra el Citroën C3, Peugeot 208, Opel Corsa, Renault Clio y muchos más.

La creación de este coche se debe a que en 1970 aumentó la demanda de coches pequeños y los principales competidores de Ford, Renault y Audi, ya habían lanzado al mercado sus respectivos modelos.

Finalmente, luego de muchos inconvenientes y varios diseños, Ford sacó el prototipo conocido como ‘Bobcat’ y años más tarde fue lanzado a la venta bajo el nombre de Fiesta.

La generación actual —la séptima— empezó a comercializarse en el 2016 y cuenta con una amplia gama de acabados, siendo estos: Trend, Active, ST-Line, Titanium y Vignale. Además, presenta un diseño exterior e interior mucho más moderno.

Diseño exterior completamente nuevo

El nuevo del Ford Fiesta sorprende a todos con una nueva medida de 4,04 metros de largo, que le hace sobrepasar los cuatro metros por primera vez en su historia. Ofrece un diseño completamente renovado, no asociable a algún modelo anterior de la gama Fiesta.

Diseño exterior del Ford Fiesta.

Monta nuevos faros alargados hacia los costados del coche, pero más delgados en comparación al antiguo modelo. El frontal del coche presenta un paragolpes que abarca desde los pasos de rueda hasta la separación con el capó.

Si su parte frontal es completamente distinta a modelos anteriores, el diseño trasero no iba a ser la excepción. Emplearon ópticas de aspecto horizontal, algo nunca mostrado en los modelos ‘Modernos’ del Ford Fiesta.

Su diseño interior y equipamiento bien resuelto

Puede que el aspecto interior del nuevo Fiesta sea uno de sus mayores atractivos. Su tablero ofrece una pantalla táctil de ocho pulgadas con el sistema SYNC3 y una botonera para varias funciones del turismo y el sistema multimedia.

Como es costumbre en los coches actuales, el volante incluye una botonera para el control de funciones del coche y su panel de instrumentos ofrece 4 medidores análogos y una un medidor digital para más detalles del funcionamiento del vehículo.

Diseño interior del Ford Fiesta.
Interior del Ford Fiesta ST.

El equipamiento de seguridad del nuevo Ford Fiesta es más amplio. Incluye control de crucero activo, asistente de frenada de emergencia con detección de peatones, cambio automático de luces cortas y largas.

Equipa también, avisador de ángulo muerto, alerta por tráfico cruzado y asistente de cambio involuntario de carril y un completo juego de airbags, incluyendo para las rodillas en los asientos delanteros.

Por si fuese poco, abarcando el tema de conectividad, el sistema SYNC3 incluye dos tomas USB y conexión Bluetooth. Y cuenta con dos cámaras, tres radares y 12 sensores para el monitoreo del entorno, es capaz de escanear la carretera hacia adelante a una distancia de 130 metros.

Unos motores variados para este turismo

En el apartado a gasolina, a parte del Ecoboost 1.0 de 100, 125 y 140 CV montarán un motor más pequeño de 1,1 litros con dos niveles de potencia: 70 y 85 CV. Mientras que los motores gasóleos será un 1.5 TDCi de 85 y 120 caballos de potencia máxima.

A parte del motor a gasolina y a diésel, seguirá contando con la opción de montar un motor de combustible alternativo, siendo este un 1.4 Duratec Autogas con una potencia de 92 CV. Por otro lado, el Ford Fiesta podrá equipar un 1.0 Ecoboost con desactivación de cilindros, que desconecta uno de los 3 cilindros con el fin de disminuir consumos.

Coste del Ford Fiesta

La gama del Ford Fiesta es muy amplia gracias a sus diversos acabados, debido a ello, su precio puede variar desde los 12 650 euros hasta los 21 295 dependiendo, por supuesto, de la motorización, potencia y acabado.

Los acabados Trend y Trend+ pueden oscilar en 12 650 euros hasta los 17 330. Mientras que la versión Titanium se encuentra en el rango de precios de 15 750 hasta los 19 225 euros aproximadamente.

Por otro lado, la línea Vignale se encuentra en unos 21 300 euros; el acabado ST Line se encuentra en un precio aproximado de 15 045 euros hasta los 18 525.

A pesar de tener unos precios considerablemente altos para un turismo, no es cualquier coche. Los vehículos de Ford siempre ofrecerán calidad, por muy económicos que sean y su gama no sea lo más tope.

El Ford Fiesta ofrece mucha variedad con respecto a motores y cuenta con una calidad de acabados para satisfacer a un amplio grupo de consumidores.

Gracias a su nuevo diseño, es posible que atrape más y más miradas y el modelo de este año sea de los más vendidos. Aunque no podemos dar esto por sentado ya que el mundo del motor nunca deja de sorprendernos.

Te puede gustar